21 de sept. de 2012

El significado romántico de las flores

No crean que en muchas bodas se pone el clavel en el saco del futuro esposo solo porque así lo haya pensado. Todo data en aquellas antiguas tradiciones que dicen que es para tener grandes esperanzas en el amor. No queremos decir que sea únicamente para aquellos que caminarán al altar, tu también la puedes utilizar aunque únicamente vayas a caminar en una parque de la mano de tu pareja.

Otra flor que también representa esperanza es la margarita. Aunque tal vez sea difícil de conseguir pues florece en junio y julio y puede llegar a tener entre 20 y 30 pétalos. Recuerda que la esperanza es lo último que muere. Además la tradición era quitar pétalo a pétalo con el conocido "me quiere no me quiere", si tienes una descubre si te corresponden sentimentalmente.


La flor de Lis simplemente representa la belleza perfecta. Regálasela a tu pareja si es que la consideras que ella reúne todo lo que has buscado siempre en una mujer.

Definitivamente no habría una manera más romántica de proponerle a alguien una mágica noche de placer que con un bello anturio. Si tu regalas ésta flor estarás intentando transmitir fuertes deseos sexuales. ¡Suerte!


Si estas pasando por un mal momento en tu relación, un alhelí amarillo podría ser tu mejor aliado y ayudarte a restablecer la confianza, pues esta flor amarilla es símbolo de fidelidad.

La amapola roja es otra de las flores que apoyan los momentos difíciles y brindan a través de sus pétalos un gran apoyo. Además podrás transmitirle a tu pareja que quisieras estar a su lado, abrazarla y consolarla pero no es posible. La amapola estará presente en tu lugar

Sella una maravillosa noche de romance con un ramo de azaleas. Éstas singulares flores representan romance, así que no dudes más y corre a comprar un ramo. Además tienen el bello significado de la felicidad. Si quieres decirle a tu pareja con una flor que eres muy feliz, éstas serán la mejor opción.

Si le quieres transmitir a tu pareja una simple frase como "eres un encanto" regálale una tierna camelia. Es una de las flores más románticas que pueden existir. Aunque no todo es ternura, si eliges una camelia rosa entonces estaras regalando deseos de seducir.

El Jazmín significa el "todo para mi vida". Tu pareja podrá regalarte infinidad de flores, pero, si te regala un Jazmín quiere decir que eres todo en su vida, que no hay nada más para él o ella. Y como toda flor, también representa un alto nivel de sensualidad   Para la las rosas, en su gran variedad de tonos también existe una gran variedad de significados. La rosa roja significa 'Te amo', la lavanda, amor a primera vista. La rosa pálida, gracia y gentileza. Y la rosada oscura, muchas gracias. Tú decides el color para representar tus sentimientos.   Las gardenias tienden a representar pureza, sin embargo, en este mes del amor y la amistad representan algo más que eso. Se dice que las gardenias transmiten sinceridad y en las mujeres gracia femenina.

¿Tienes pensado regalar un geranio? Ten cuidado, porque e el significado depende mucho del color. Los Geranios rojos son sentimientos de amor: “ Todo el tiempo estas presente en mi vida”. Si son rosas o blancos representan amor poético, mientras que color el color más claro, un rosa pálido es sentimiento de amor: “Me llena de felicidad estar cerca de ti”.


Declara tu amor de una manera muy sincera. El tulipán puede ayudarte. También podrá representar amor sincero y el más puro que pueda haber. Alégrate si te regalan un tulipán.

Y aunque no son una de las flores más bellas, los Jacintos tienen su encanto. Transmiten alegría de corazón. Pero, como en todas las flores el color influye mucho. Si son blancos significa "Me siento lleno de felicidad de estar enamorado de ti, de haberte entregado mi corazón". Fuertes palabras. Si quieres transmitir algo con más fuerza compra un geranio azul que hace referencia a que “mi espíritu junto al tuyo me reaviva”. Los geranios amarillos significarán algo tan simple pero valioso "tu amor me hace inmensamente feliz".


Hasta hace poco tiempo la Orquidea se convirtió en un símbolo de amor pero con un estilo más elegante. Tal vez por su costo o por lo difícil de encontrar, el hecho es que pese a todo eso es una flor que tiene una fuerte carga de sensualidad. Elige adecuadamente el color ya que la mayoría representa seducción y deseos sexuales. No obstante, también tienen significados inclinados hacía la belleza de una persona.


Poco común pero muy bella también es la Acacia. Si eres una persona que sobresale por ser extremadamente discreta y siempre querer pasar desapercibida ésta será la flor ideal para regalar. Representa amor puro pero secreto y elegancia. La acacia de color amarillo trasmite seguridad. "Nadie más que mi corazón sabe que te quiero."

No todas las personas tiene la facilidad de poder expresar una palabra tan corta pero tan compleja como un "Te quiero". Si tu eres así, entonces un Crisantemo podrá echarte una manita y hablará por ti.

La petunia es una flor que podría alegrarle la vida a cualquier persona, ya sea por sus colores o por su significado. Teniendo como principal objetivo proyectar esa necesidad de aliviar el dolor del corazón de cualquier persona.

El mirto representa algo tan importante como el verdadero amor. Comparte con tu pareja ese sentimiento de agradecimiento pero a la vez de amor por haberte ayudado tanto en todo momento y hacerte mejor persona.

Grandes ideas para tener citas románticas en primavera

A diferencia del eterno invierno, la primavera siempre se va antes de que te des cuenta. Es por esto que aquí te damos algunas ideas para que las uses en tus citas y le saques el máximo provecho a esta corta y divertida temporada.

Deténganse a oler las flores

Nada captura los momentos románticos de la primavera más que un paseo tomados de la mano, a través de un jardín público rodeado de una flora colorida y aromática. Aunque las flores del cerezo florecen desde mediados de marzo hasta finales de abril, éste también es un momento ideal para que tú y tu pareja se empapen de los rayos del sol y también disfruten de una vista llena de tulipanes, narcisos y jacintos.

Sírvanse un cóctel de fresas

Las fresas son una de las primeras frutas de esta temporada, y ya sea que compres algunos kilos en el supermercado o las elijas tú mismo de una granja de fresas. Por qué no darles buen uso y hacer una fiesta de Bellinis de fresa.

Para lograr este espumoso cóctel italiano, Mario Batali, la estrella de Food Network, y autor de Molto Italiano: 327 recetas italianas simples de cocinar en el hogar, recomienda combinar 2 tazas de puré de fresas frescas y una botella de Prosecco (vino blanco espumoso) en una jarra; revuelve para combinar y sirve en copas de champán a todos tus lindos amigos solteros (o a esa persona especial).

Intenten jugar al boliche en el pasto

Deja atrás el bádminton y el croquet; el juego de bolos sobre pasto gradualmente se ha convertido en uno de los juegos más populares en los Estados Unidos. Ahora hay más de un millón de jugadores de este deporte, según la Asociación de Bocce de Norte América. Este tranquilo juego de bolos sobre pasto es excelente uno contra uno o con un grupo de amigos, y no es necesaria una cancha lujosa: cualquier pequeña parcela de pasto servirá.

Algunas canchas públicas te permitirán alquilar las pelotas necesarias ahí mismo. Disfruta a tu pareja y/o amigos en una bella tarde al aire libre.

Vayan a cazar ofertas

Ahora que el clima es cálido, los mercados de pulgas y las ventas de garaje están apareciendo por todas partes. Lleva a tu pretendiente y pasen una tarde relajada paseando en busca de tesoros antiguos. Incluso si tú no encuentras nada digno de conservar, ustedes dos encontrarán puntos en común debido a todas las cosas extrañas que verán en el camino.

Disfruten de los senderos

Si deseas una cita que ponga a bombear tu sangre, ¿por qué no gastar un poco de energía y disfrutar de la belleza de esta temporada en bicicleta? Agarra un casco y vayan en busca de aventuras al aire libre.

Dejen que su amor crezca

Esta primavera, no tengas miedo a ensuciarte un poco con tu pareja; intenten la jardinería. Incluso si vives en un pequeño apartamento en una gran ciudad, los jardines de la comunidad siempre necesitan ayuda para plantar, deshierbar y regar.

Revisa 'communitygarden.org' para encontrar un jardín en tu barrio. O con algunos suministros básicos y plantas en maceta o semillas, ustedes pueden trabajar juntos para crear jardineras radiantes para sus ventanas, o un jardín de flores en el patio trasero.

Salgan de camping

El frío invernal se ha ido y el calor del verano aún no ha llegado; entonces si a ti y a tu pareja les gusta pasar mucho tiempo al aire libre, la primavera es la época perfecta para un viaje de campamento. Hagan una escapada romántica solamente ustedes dos, o bien inviten a algunos amigos sin pareja y conviértanla en una aventura de grupo.

Asen malvaviscos sobre el fuego, acurrúquense dentro de un saco para dormir, tomen largas caminatas en el bosque. ¡Sólo estén conscientes de los animales que pueden despertar de una larga siesta de invierno!

Vuelen un papalote Probablemente no has tocado una cometa desde que tenías seis años, pero los vientos frescos de la primavera y sus cielos despejados son ideales para volar una cometa. Compra una cometa barata en una tienda de juguetes y dirígete a un espacio abierto como un parque o la playa. Cuando estás acompañado de tu pareja, desenredar esos inevitables nudos es realmente divertido.

Planea un día de campo

Ahora que esos deliciosos productos de primavera están de temporada, es un buen momento para echarle un vistazo al mercado de agricultores más cercano. Agarra una canasta, llévate a tu pareja y ábranse camino a través de los abundantes puestos.

Compren fruta fresca, queso y productos de panadería. Después, busquen un lugar con buena vista y diríjanse para allá. ¡No olvides llevar una manta! Podrán pasar una tarde muy romántica.

Fijen su mirada en las estrellas

Según los astrónomos, la primavera es la mejor temporada para ver la Osa Mayor, así como para encontrar una serie de diversas constelaciones. Debemos admitirlo: hay algo muy romántico en sentarse juntos bajo un cielo nocturno lleno de estrellas brillantes. Para obtener un mapa del cielo nocturno de primavera y poder detectar las principales constelaciones, visita.

La primavera es perfecta para salir y conocer a alguien nuevo. Si aun no tienes pareja aquí puedes encontrar un romance o incluso al amor de tu vida.

El vínculo con la familia de tu pareja

No dejes que terceras personas amenacen la estabilidad y armonía en tu relación

Las relaciones con la familia de nuestra "media naranja" suelen ser difíciles cuando no conflictivas y, en ocasiones, desencadenan discusiones que amenazan la estabilidad y armonía de la pareja. Para evitar desavenencias hay que procurar aceptar las referencias familiares del otro en vez de intentar cambiarlas.

¡Cada vez que te escucho hablar me parece escuchar a tu madre en lugar de a ti misma: nuestra pareja la forman tres personas en vez de dos! ¡Nos ahorraríamos muchos problemas si me hicieras caso a mi en lugar de a tus hermanos! ¡Siento que tus padres invaden continuamente nuestro espacio: ya no aguanto más!

Expresiones como estas, la mayoría de las veces proferidas por uno de los miembros de la pareja con resentimiento y sensación de frustración, suelen ser el preámbulo de interminables discusiones que no suelen conducir a ninguna parte, salvo al desgaste de la relación y el aumento de las tensiones. ¿Estas desavenencias se pueden evitar?

¿Por qué surgen estás diferencias?

La psicóloga Mari Carmen Ramajo, psicóloga y sexóloga de Centro ISEP Clínic Barcelona, considera que este tipo de situaciones son evitables pero para conseguirlo además de seguir ciertas recomendaciones es importante comprender las razones de que surjan discusiones a causa de la familia política.

"Suele haber conflicto cuando uno o ambos miembros de la pareja son excesivamente dependientes de la propia familia", señala la experta de ISEP, quien aconseja tener presente que los modelos parentales, es decir los provenientes de los padres, de cada miembro de la pareja, son distintos.

Estos respectivos modelos, según la psicóloga y sexóloga de ISEP, influyen en los diferentes estilos comunicativos de los integrantes de la pareja, así como en la forma en que cada uno de ellos afronta las situaciones y los problemas de la vida e incluso en las expectativas y creencias acerca de cómo debería ser la relación.

Para evitar discusiones y mejorar la relación con nuestra familia política, la doctora Ramajo aconseja cómo primer paso y aunque parezca una obviedad "reconocer que si bien formamos una pareja, somos personas diferentes y que por tanto nuestras respectivas familias también lo son".

Un conjunto de malentendidos

Según esta psicóloga, también es importante tener presente, que "hemos sido nosotros dos quienes decidimos crear un proyecto de vida común, y que éste es el núcleo más importante a defender", así como "intentar tomar las decisiones de forma conjunta, procurando llegar a acuerdos satisfactorios para ambos".

"Si la familia política se inmiscuye mucho en los asuntos de la pareja, hay que comunicarle al otro cómo nos hace sentir esa situación, y hacerle partícipe a la hora de buscar alternativas para afrontarlo juntos", recomienda la experta, que también enfatiza la necesidad de "poner límites y no acumular malentendidos o situaciones que nos hayan molestado".

"Crear actividades y objetivos de pareja, para sentir que sus dos miembros son quienes organizan y toman decisiones", es otra de las medidas básicas que sugiere Ramajo, para fortalecer la unión de cara a evitar desavenencias debidas a la familia política.

Los problemas de relación con la familia política son de los más frecuentes por los que se solicita ayuda profesional, explica la psicóloga clínica Laura García Agustín, directora del Centro Clavesalud, que agrega que "la deficitaria y malograda relación entre distintas personas provenientes de ambientes y contextos distintos favorece la confrontación de valores, creencias, actitudes, normas y comportamientos".

Mi suegra es una pesadilla

Para la autora del libro ¿Hacemos las paces?, generalmente las confrontaciones se producen en mayor medida entre las suegras y las nueras, aunque "ambas pueden aprender a acercar posturas y tratar de comprender la posición contraria".

"Lo primero que hay que hacer para acercar posturas es respetar la opción de otro. Desde el respeto es más fácil entender que la otra persona haga cosas distintas a las que nosotros hacemos", señala García Agustín.

A las suegras, la psicóloga les recomienda que traten de sugerir un modo de hacer las cosas, pero sin imposiciones ni chantajes. Es lógico que haya ciertas actitudes y comportamientos que no comparta con su hija política, pero no por ello serán peores que los suyos ni hace falta emprender una batalla.

A las nueras, García Agustín les sugiere que "no esperen que su marido le ponga los límites a su propia madre. Si les molesta algo de su suegra tendrán que ser ellas quienes le expresen su desacuerdo y le marquen unas pautas a seguir sin implicar al hijo".

Fuente: http://www2.esmas.com/mujer/sexo-y-amor/amor/294314/vinculo-familia-pareja-relacion-novio-esposo-convivencia-conflicto-discusion-estabilidad-armonia/

10 de ago. de 2012

50 hábitos saludables para el matrimonio

En el matrimonio es saludable desarrollar hábitos cotidianos o frecuentes que hagan conservar un matrimonio en un ambiente ameno, comprensivo y lleno de pasion. Por es te brindamos a continuacion, 50 de estos habitos para un matrimonio saludable.

1. Comience cada día con un beso
2. Use siempre su anillo de bodas
3. Tengan una cita una vez por semana
4. Acepten las diferencias
5. Sean amables
6. Sean gentiles
7. Dense regalos  
8. Sonrían a menudo
9. Tóquense 
10. Hablen sobre sus sueños
11. Escojan una canción que sea "su canción"
12. Frótense la espalda   
13. Rían juntos
14. Envíele una carta si ninguna razón en particular
15. Haga lo que ella quie antes que se lo pida
16. Escuche
17. Anime
18. Haga las cosas a la forma de él
19. Conozca las necedades de ella
20. Prepare el desayuno favorito de él
21. Hágale cumplidos a ella dos veces al día
22. Llámelo
23. Ande con calma
24. Tómense de las manos
25. Abrácense con cariño
26. Pregunte la opinión de ella
27. Muestre respeto
28. Dele la bienvenida al hogar
29. Vístase lo mejor para él
30. Hágale un guiñde ojos a ella
31. Celebren los cumpleaños en una forma memorable
32. Discúlpense
33. Perdonen
34. Fijen una salida romántica
35. Pregunte: ¿Qué puedo hacer para hacerte más feliz?
36. Sea positivo
37. Sea amable
38. Sea vulnerable
39. Responda con rapidez a los pedido de él
40. Hable sobre su amor
41. Recuerden sus momentos favoritos juntos
42. Trate a los amigos y familiares de ella con cortesía
43. Envíe flores en cad día de San Valentín y aniversario
44. Admita cuando se equivoca
45. Sea sensible a los deseos sexuales de él
46. Ore por ella cada día
47. Miren los atardeceres juntos
48. Diga "Te amo" con prudente frecuencia
49. Termine cada día con un abrazo
50. Busque ayuda externa cuando la necesite

Pequeños pero importantes detalles

En el diario convivir con tu pareja, podemos tener pequeños detalles con ella, que se convierten, en realidad, en grandes acontecimientos, pues al ser una demostración de amor, impregna un poder positivo en la relacion.

Tómalos en consideración:

1. Dile a tu pareja que crees que es la mejor persona del mundo.
2. Mira a tu pareja con admiración.
3. Demuéstrale que disfrutas su compañía.
4. Escucha atentamente a tu pareja cuando hable.
5. Abraza a tu pareja frecuentemente.
6. Demuéstrale tu amor a tu pareja en público. Por ejemplo, tomarse de la mano cuando caminan es una opción.
7. Haz cosas para tu pareja que no se espera.
8. Enfatiza siempre sus virtudes, no sus defectos.
9. No le des motivos para que dude de tu amor.
10. Disruta de sus alegrias y sufre con tu pareja sus desilusiones
11. Pídele opinión a tu pareja cuando tomes decisiones.

Recuerda que tu pareja es también tu mejor amiga, bríndale lo mejor de ti.

8 de ago. de 2012

Consejos para una pareja estable y feliz

1. Comunicación: sin ella, no hay relación.

Aunque lo hayas oído mil veces, no deja de ser cierto. Es imposible que una pareja funcione o ambos miembros se sientan felices con la relación si no existe una buena comunicación entre ellos. Pero comunicarse no se refiere a hablar mucho, sino a poder expresarle a nuestra pareja nuestros sentimientos, inquietudes, proyectos..., y obtener un “feedback” por su parte. Si existe una buena comunicación es fácil resolver los problemas que van surgiendo.
2. Escuchar: la otra cara de la moneda

Es tan importante como ser capaces de hablar y comunicarnos. Si tú hablas sin parar pero cuando él quiere contarte algo suyo (¡aunque sea sobre fútbol!) enseguida cambias de tema, estás fallando en un punto muy importante. Y no se trata de mantenerse callado y oír lo que el otro dice, sino de escucharle y tratar de entenderle.

Tu pareja debe saber que puede contarte cualquier cosa porque tú le vas a prestar toda tu atención. Saber escucharos os ayudará a comunicaros mejor, a crear lazos especiales de complicidad entre vosotros y a saber qué quiere, qué necesita o qué preocupa al otro.

3. Ser comprensivos: capacidad de empatia.

Antes de juzgar una situación, por muy grave o absurda que te parezca, intenta ponerte en su lugar, tratar de averiguar qué siente, cómo piensa, por que se ha comportado así. Nadie tiene nunca la razón absoluta y siempre hay muchas versiones para la misma historia.

Tu pareja no puede ni debe comportarse igual que tú; enfadarte por todo lo que hace sin tratar de entenderle o intentar cambiarle es un error. Aunque debéis tener cierta afinidad, no tenéis por qué pensar igual. Entender esto os ayudará a ser mucho más comprensivos el uno con el otro, más tolerantes y justos.

4. Tolerancia: libertad bien entendida

Debes ser tolerante con tu pareja siempre que su comportamiento o actitud sea honesta o no te haga daño física o emocionalmente. Este es uno de los puntos más difíciles de llevar a cabo, ya que normalmente, aunque la queramos para nosotros, nos cuesta mucho darle libertad a nuestra pareja. Cada miembro de la pareja tiene derecho a sus momentos de independencia e intimidad, a desarrollar sus proyectos, aficiones o ilusiones sin sentirse coartado por el otro.
Aunque te parezca lo contrario, controlar a tu pareja, querer estar siempre con ella o prohibirle hacer ciertas cosas simplemente por inseguridad, es lo que más puede alejarte de ella. Una pareja no supone un contrato de esclavitud sino de colaboración. La postura más generosa y beneficiosa para la relación es apoyar a la pareja de un modo constructivo en su desarrollo individual.

5. Desarrollo personal, no fusional
Es muy importante entender que aunque seáis pareja seguís siendo personas independientes, con una personalidad y una vida propias. Debéis madurar y desarrollaros de forma individual para que exista un equilibrio en la pareja; ninguno debe vivir a la sombra del otro o ser totalmente dependiente de él. Por supuesto, este desarrollo debe ser paralelo a vuestro desarrollo y madurez como pareja.

6. Tener vida social

Aunque al principio sólo os apetezca estar juntos y solos, es fundamental que tengáis vida social. Pero no solo de forma individual sino como pareja. Esto significa que tengáis amistades comunes con las que podáis hacer planes. Esto también puede hacerse extensivo a la familia.

Salir y divertiros juntos os hará sentir bien y le dará una pizca de emoción a vuestra vida de pareja. La vida social también se refiere, por supuesto, a la que además tengáis cada uno por vuestra cuenta.

Es importante que ambos podáis seguir disfrutando de vuestros propios amigos solos, por supuesto, de una forma honesta y sana. Para ello es fundamental tener confianza en la pareja, el siguiente punto de la lista.

7. Confianza: evita el desamor

Una relación sin confianza mutua no va a ninguna parte. No una confianza ciega sino racional. Si no tenemos motivos reales o probados para desconfiar, agobiar a nuestra pareja con nuestros miedos o inseguridades la apartará de nosotros. La falta de confianza enrarece las relaciones y hace difícil la convivencia.

El que es objeto de sospecha o acoso suele acabar desenamorándose porque la actitud de su pareja le impide disfrutar de las cosas más simples; para no crear situaciones incómodas acaba renunciando a muchas cosas. Pero la persona que desconfía también sufre mucho y puede pasar fácilmente del amor a la obsesión. La solución a este problema pasa por la comunicación.

8. Afecto: después de la pasión

Es imprescindible para que una relación sobreviva. Las carencias afectivas suelen terminar con muchas parejas. El afecto es la demostración del amor, fundamental una vez que el enamoramiento y la pasión empiezan a decaer.

Es muy importante tener siempre una actitud cariñosa hacia nuestra pareja y hacerle demostraciones de cariño pese a que llevéis mucho tiempo juntos. No sentirse queridas es una de las principales quejas de las mujeres.

El cariño es algo que debe cuidarse cada día, ya que es lo que más fácilmente se pierde con el tiempo y la rutina. Conoces tanto a tu pareja que no crees que necesite tu mimos y caricias. Si no recibimos cariño debemos hacérselo saber a nuestra pareja para ver si se trata de una cuestión de descuido o existe una causa más profunda.
9. Sexo: la sal de la relación

Que el sexo funcione es un gran punto a favor para que una relación dure, pero tampoco debe serlo todo. Si sólo quedáis para practicar sexo es difícil que vuestra relación llegue a algo más.

Es importante que ambos disfrutéis con las relaciones sexuales y toméis la iniciativa a la hora de mantener relaciones. El sexo, como el cariño, también hay que cuidarlo, no volverse cómodos con el paso del tiempo.

El cansancio, el estrés, los niños y las preocupaciones hacen estragos en la vida sexual de muchas parejas. Cuando el deseo está inhibido hay que buscarlo y propiciarlo, mantener una vida sexual activa es un trabajo y una cuestión de los dos.
10. Amor: saber dar y recibir

A amar también se aprende. De hecho, es un acto maduro y puede ser muy consciente. En casi todas las parejas suele haber uno que desempeña el rol de amante y otro el de amado. Es muy cómodo dejarse querer, pero no siempre es la postura que más felices nos hace dentro de una relación.

Tan importante es que nuestra pareja nos diga que nos quiere, como poder decirlo nosotros. Hay personas que tiene una enorme capacidad para amar y entregarse y otras a las que les cuesta tanto que llegan a fracasar en sus relaciones aún queriendo a la otra persona.

25 de ene. de 2012

Diez consejos para reconciliarse después de una pelea

La mejor parte de una pelea es la reconciliación. Pedir disculpas, perdonar y darse mimos y cariño que compensen el mal rato puede convertir una pelea pasada en una maravillosa y dulce excusa para demostrar amor.


1. Asegúrate de que la pelea se terminó. No puedes tener ganas de reconciliarte si todavía te da vueltas en la cabeza la causa de la discusión. Solo cuando sientas que estás en paz con el tema, puedes considerar hacer las paces. De otro modo se estropeará el momento con algún reproche.


2. Acércate a tu pareja. Dos personas que se pelean se alejan físicamente, entonces para comunicarse alzan la voz o gritan. Acércate a tu pareja y verás cómo el volumen de la conversación baja dando una inmediata sensación de cercanía y calma.


3. Mantén tu lenguaje corporal abierto. Brazos cruzados y manos cerradas indican que no quieres un diálogo. Mantén tu lenguaje corporal abierto al otro. Deja los brazos relajados, tus manos abiertas y receptivas. Mira a los ojos del otro y sonríe amablemente. Esto quiere decir que invites al otro a acercarse a ti y a permitirte que te aproximes.


4. Sin interrupciones externas. Después de la pelea hay que curar las heridas del corazón. No dejes que la televisión, la radio o una interrupción inesperada rompan con la magia de esta reconciliación necesaria. Apaga todos los artefactos y asegúrate de disponer de un buen rato a solas con tu pareja. Si hay niños en la casa pide que alguien los vigile o, en último caso, inventa algo para que estén entretenidos.


5. Pide perdón. No es momento de quedarse en silencio. Si tienes que pedir disculpas hazlo ahora, de corazón. Pedir perdón no es perder una batalla, es reconocer que una acción estuvo mal, tu pareja sabrá apreciar tu nobleza y se empezará a restablecer esa unión entre los dos.


6. Acepta sus disculpas. Del mismo modo, cuando tu pareja te pida perdón, discúlpalo sin mortificarlo, de una manera sencilla y generosa. No hay nada más humillante que sentirse “pisoteado” cuando se pide perdón. El acto de disculpar la base de la reconciliación.


7. Afecto y caricias. La pareja tiene un código de caricias, abrazos, besos y mimos que son muy necesarios y esperados después de una pelea. Una discusión hace que las dos partes de una relación se mantengan, durante un tiempo, distantes y tensas. Es muy reconfortante volver a sentir la seguridad del amor del otro en sus brazos. No escatimes besos, caricias y demostraciones de afecto, son como un bálsamo en una herida.


8. Celebrar la reconciliación. Es una muy buena idea hacer una celebración para dos. Una salida romántica a cenar, una noche de hotel o un fin de semana para dos. Evita salidas como el cine o el teatro, lo que necesita la pareja es comunicarse, estar enfocados el uno en el otro y restablecer ese cordón invisible que los hace una pareja con códigos propios.